Foto

La Policía del Paraguay y Chaco investigan si una organización cometió otros robos de aviones




“Todos los indicios conducen a que existía al menos un ciudadano paraguayo en la avioneta robada, por lo que la Policía Nacional del Paraguay se puso en contacto con la Policía del Chaco para ofrecer su colaboración”, explicó la ministra de Seguridad, Gloria Zalazar.




Los investigadores del robo hace dos días en la localidad chaqueña de Villa Ángela, donde cinco personas murieron al estrellarse la aeronave, procuran determinar si los fallecidos integraban una organización criminal que cometió otros cinco hechos, en un trabajo en conjunto entre la Policía del Paraguay y esa provincia, informaron, este viernes, fuentes oficiales.

"El ministro de Relaciones Exteriores del Paraguay se puso a disposición y envió una comitiva formada por especialistas forenses, que trabajarán junto al ministerio y el equipo fiscal para identificar a las personas que murieron en el robo de la avioneta", dijo esta mañana en conferencia de prensa la ministra de Seguridad y Justicia del Chaco, Gloria Zalazar.

Según la funcionaria provincial, "el gobernador (Jorge Capitanich) se ha puesto a disposición" y hubo "un contacto con el ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández", quien ofreció cooperación.

En ese sentido, un vocero oficial indicó que la causa continúa en la justicia ordinaria, por lo que por el momento no interviene ninguna fuerza federal, aunque aclaró que sí existe "cooperación" por la "excelente relación" con el país vecino.

"Todos los indicios conducen a que existía al menos un ciudadano paraguayo en la avioneta robada, por lo que la Policía Nacional del Paraguay se puso en contacto con la Policía del Chaco para ofrecer su colaboración, al igual que con el fiscal del caso (Sergio Ríos). Con ellos se trabaja de manera frecuente, al igual que con la brasileña en todo lo que es la zona de Triple Frontera", explicó Zalazar.


Unidades especiales

En tanto, el subjefe de la Policía del Chaco, comisario general David Vega, dijo que "las unidades especiales" de su "Institución identificaron a una persona involucrada en este hecho y otra en la que ocurrió en Navidad".

"Hemos encontrado elementos que relacionan el caso del robo de la avioneta en la madrugada de Navidad con el ocurrido en Villa Ángela, también tenemos integrantes de la Policía Nacional de Paraguay, la tarea investigativa está muy bien encaminada y pronto tendremos noticias" afirmó.

El comisario general inspector César Silguero, de la Policía de Paraguay, explicó que hubo "impresiones dactilares" que fueron remitidas a sus "laboratorios".

"Estos últimos tiempos hemos tenido varios hechos similares, unos cinco hechos, del mismo modo es una cuestión también de reducir costos en lo que sería una organización criminal, vamos a cotejar la información para saber si se trata del mismo grupo", puntualizó.

De acuerdo a los voceros, la ministra Zalazar encabezó la reunión en la Casa de Gobierno de Chaco junto a los comisarios Silguero, jefe de la sección Homicidios, y Nimio Cardozo, del departamento Antisecuestros, ambos del Gobierno de Paraguay; el subsecretario de Planificación en Seguridad y Justicia, Leandro Álvarez; y el subjefe de la Policía provincial, comisario General Vega.


Robo y tragedia

El hecho investigado accidente se produjo pasadas las 2 del miércoles último, a cinco kilómetros del casco urbano Villa Ángela, luego de que los delincuentes sustrajeron del hangar del aeroclub local un avión Cessna 206, en la que se halló un arma y dinero en moneda paraguaya, añadieron los voceros.

Un peón de un campo ubicado a 7 kilómetros del aeroclub realizó un llamado al 911 alertando que había "un avión volando muy bajo" por la zona y que se había precipitado sobre un campo despoblado.

Según las fuentes, las cinco personas que viajaban en el avión fallecieron producto del impacto y uno solo de ellos pudo ser identificado, ya que los cuerpos del resto de los tripulantes fueron hallados carbonizados.

Entre los restos del avión se encontraron una pistola calibre 9 milímetros, un teléfono satelital, guaraníes y una gorra del club Cerro Porteño, motivo por el cual los investigadores comenzaron a sospechar que los fallecidos eran de nacionalidad paraguaya.

Por otro lado, las fuentes indicaron que la aeronave, que tenía un valor cercano al millón de dólares, se encontraba en condiciones "óptimas" para el vuelo y pertenecía al empresario Roger Martin, quien estaba en la provincia de Corrientes al momento del hecho.


Antecedente cercano

Un hecho de similares características tuvo lugar el 26 de diciembre, cuando otro avión Cessna 206 fue robado del Aeroclub Chaco situado a unos 20 kilómetros al sur de Resistencia, en un área rural.

Según fuentes judiciales, esa madrugada cuatro personas irrumpieron en uno de los hangares del mencionado aeroclub.

Allí, le cargaron combustible a una aeronave y finalmente despegaron a las 2.47 de la mañana rumbo a Paraguay y lograron cruzar la frontera.

Luego, el avión atravesó de sur a norte todo el territorio del vecino país y a las 6:49 cruzó hacia Bolivia, según indicaron los radares.

... ...
Compartir... ...
... ...
... ...